derechoalavida@orange.es

sábado, 19 de diciembre de 2009

El 28 de diciembre, Encuentro por la Vida

Tal y como se aprobó en la última asamblea de la plataforma, todos los cordobeses defensores de la vida estamos citados al Encuentro por la Vida que se desarrollará en la Plaza del Cristo de los Faroles, a las 19:00,el día 28 de diciembre, festividad de los Santos Inocentes.


Acude con tu vela en desagravio por la nueva matanza de inocentes que representa el aborto en nuestra era.


El aborto será obligatorio en el quirófano y en la enseñanza

Mariví Palop. de la Plataforma Córdoba Educa en Libertad, nos remite las siguientes claves sobre puntos perversos que conlleva la nueva Ley del aborto


Córdoba 17 de Diciembre de 2009.
Hoy se ha producido en el Congreso de los Diputados una decisiva votación sobre el Proyecto de Ley Orgánica de salud sexual y reproductiva y de la interrupción voluntaria del embarazo. Esta reforma legal presenta las siguientes claves:
1. El aborto pasa de ser un delito a ser un derecho y una prestación, lo cual implica que el personal sanitario estará obligado a practicar el aborto en los términos que indica la nueva legislación, sin más motivo que la voluntad de la mujer.

2. La objeción de conciencia en la práctica desaparece puesto que no podrán ejercerla la mayor parte de los profesionales que intervienen en el aborto. Sólo lo pueden hacer el cirujano y el enfermero, no el anestesista, el personal auxiliar, administrativo…Tal como queda regulada la objeción de conciencia en la nueva ley y su desarrollo reglamentario, lo que se produce es una «lista negra» de objetores que serán discriminados.

3. La mujer es la única que decide, desde los 16 años, si quiere abortar o no. Al ser un «derecho», la presión social (familia, trabajo, compañeros…) le incitará a ejercerlo. La violencia contra la mujer quedará más impune con esta ley.

4. Las facultades de Medicina y Enfermería están obligadas a enseñar cómo se practica un aborto en los términos previstos por esta ley, no para abordar un aborto natural, como sucedía hasta ahora.

5. El capítulo educativo del proyecto de Ley orgánica incorpora la formación sexual y reproductiva de acuerdo con el modelo gubernamental y de manera obligatoria en todos los centros escolares sin distinción de ideario. Como ya se apuntaba en Educación para la Ciudadanía (EpC), los alumnos serán evaluados sobre diversidad sexual, prevención de enfermedades de transmisión sexual y embarazos no planificados (es decir, aborto).

«La situación es de enorme gravedad», asegura Fabián Fernández de Alarcón, secretario general de Profesionales por la Ética. «Es cierto que una buena parte de la sociedad se ha manifestado en contra del aborto, en especial de esta reforma. Todavía estamos a tiempo de que los diferentes colectivos profesionales se rebelen activamente contra este proyecto que, sencillamente, hace obligatorio el infanticidio y su enseñanza para médicos y personal sanitario, escuelas y universidades». Porque si el aborto es en un derecho, es también una obligación para los que lo tienen que llevar a cabo».


Plataforma Córdoba Educa en Libertad

Relación aborto y muerte materna

Volumen 13, Número 1
December 18, 2009
Un nuevo informe vincula la promoción del aborto «seguro» con la muerte materna
By Susan Yoshihara, Ph.D.
(NUEVA YORK - C-FAM) Un informe presentado recientemente ante la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (OACDH) presenta evidencias de las posibles consecuencias mortales del aborto «seguro» que promueven las agencias de la ONU e incluye una lista de 113 informes que relacionan complicaciones riesgosas del aborto, como por ejemplo, el nacimiento prematuro en embarazos posteriores. «El hecho de que el Fondo de Población de la ONU y la Organización Mundial de la Salud (OMS) fomenten del uso de mifepristona (RU-486, Mifegyne) y misoprostol (Cytotec) como abortivos ‘seguros’ en naciones pobres en recursos médicos es inadmisible» afirma el informe «y constituye una violación al derecho humano a la salud de las mujeres». En el informe elaborado por la Dra. Donna Harrison, Presidente de la American Association of Pro-Life Obstetricians (AAPLOG) y presentado por el Catholic Family & Human Rights Institute (C-FAM) [que edita Friday Fax] se apela al Consejo de Derechos Humanos «para que defienda el derecho a la integridad física de todos los seres humanos desde la fecundación hasta la muerte natural» y que se «abstenga [de] apoyar mediante leyes y políticas aquellas medidas... que la realidad empírica ha demostrado que, en vez de beneficiar, perjudican a las mujeres embarazadas». En este trabajo de investigación se informa que «durante los tres primeros años de abortos ‘seguros’ en los que se utilizó mifepristona (Mifegyne) en los Estados Unidos... un tercio de las mujeres que sufrieron eventos adversos (237) tuvieron sangrados severos que derivaron en intervenciones quirúrgicas de emergencia; la mitad de estos casos requirió hospitalización y 42 mujeres tuvieron pérdidas de más del doble de su volumen de sangre». Es más, un estudio de la OMS demostró que «una de cada cinco mujeres que fueron sometidas a abortos ‘seguros’ con misoprostol no logró abortar y debió ser intervenida quirúrgicamente». En los países pobres donde las mujeres no tienen acceso a la atención médica de urgencia o que no cuentan con parteros calificados, concluye el informe, «estos episodios podrían ser mortales». Los estudios de la OMS muestran que las principales causas de muerte entre las mujeres durante el alumbramiento son el sangrado, los cuadros hipertensivos, la anemia y la sepsis. El aborto (inclusive el «aborto espontáneo» o no provocado) figura décimo en la lista y da cuenta del 5% de los decesos. En el informe se afirma: «resulta científica, médica y moralmente inaceptable desviar los recursos» que deberían ser destinados a lo que realmente salva las vidas de las mujeres: los parteros especializados y la atención obstétrica de emergencia. Según el informe, los líderes de los Estados Miembros de la ONU rechazaron abiertamente la inclusión del «Acceso Universal a la Salud Reproductiva» en el documento resultante de la Cumbre Mundial de 2005, debido a que «incluía un objetivo tendiente a eliminar el aborto 'riesgoso'», el cual algunos burócratas de la ONU «definieron como cualquier aborto practicado en un país en el que el aborto es ilegal». A pesar de que los Estados Miembros rechazaron la meta, «los mecanismos de control de la consecución de [Objetivo de Desarrollo del Milenio] ODM 5 de todos modos han incorporado implícitamente las metas relacionadas con el objetivo rechazado», lo cual equivale al «imperialismo cultural» que «priva a las naciones miembros de su derecho y deber de evaluar los efectos médicos y políticos del aborto inducido en el marco de su contexto religioso, cultural y regional», afirma el informe. La presentación ante la OACDH fue efectuada en respuesta a su pedido de información relevante para un estudio temático sobre «La mortalidad y morbilidad materna prevenible y los derechos humanos», que fue requerido en una resolución del Consejo de Derechos Humanos el pasado mes de junio. Un observador veterano de la ONU dijo a Friday Fax que recibía con agrado la presentación de C-FAM y AAPLOG y añadió que ésta ayuda a enfrentar la escasez de puntos de vista alternativos.
Traducción: Luciana María Palazzo de Castellano

lunes, 14 de diciembre de 2009

Declaraciones de la decana de la Facultad de Medicina (CEU)

14/12/2009
La decana del CEU califica de "prostitución" de la Medicina la inclusión del aborto en las carreras sanitarias

La decana de la Facultad de Medicina de la Universidad CEU de Madrid, Inmaculada Castilla de Cortázar, calificó de "prostitución" de la Medicina la enmienda a la Ley sobre Salud Sexual y Reproductiva e Interrupción Voluntaria del Embarazo con la que se pretende incluir el aborto en las carreras sanitarias, y añadió que "se forma a médicos, y no carniceros".
Según manifestó esta experta en declaraciones a Europa Press, "entrar en los contenidos de Medicina y Enfermería para que se enseñe a hacer abortos es un disparate, porque, según el juramento hipocrático, se forma a los médicos para cuidar de la vida y proteger al débil, mientras que enseñar a la gente para que desprecie al débil, lo atropelle o lo mate es ir contra el más elemental principio deontológico al que tiene respeto el médico".
Castilla de Cortázar indicó que "el Gobierno quiere provocar a la opinión pública para encubrir la posible repercusión que pueden tener asuntos como el estatuto de Cataluña, y que merecen una crítica y una repulsa en la opinión pública grave. Son expertos en manejarla en la dirección en la que quieren", lamentó.
Asimismo, manifestó que "si algo no es regulable por definición es la conciencia", y lo denominó de "un tic totalitario, penosísimo, que recuerda a la reflexión de Hitler que decía que la conciencia era un invento judío".
Según explicó, si el niño está muerto los residentes saben qué tienen que hacer para abordar ese problema buscando el bien de la mujer embarazada y del niño, porque adquieren la formación y la práctica para afrontar todo problema médico, pero matizó que "hay problemas que no son médicos".
Por ello, denunció que "si se eleva a la categoría de normal lo que no lo es, y si se pretende regular la conciencia de los profesionales se estará en una dinámica profundamente perversa y grave". Respecto al desconocimiento por parte de los padres, señaló que es "un atropello contra la autoridad de los padres. "No hablan de las implicaciones gravísimas que tiene el aborto para el cuerpo de la mujer", señaló.

domingo, 13 de diciembre de 2009

PREGUNTAS SIN RESPUESTA


Nuestro amigo Antonio Moya nos plantea diversas preguntas. Muchas de llas no tienen respuesta, puesto que denuncian situaciones absurdas a las que nos han llevado politicos absurdos. No está de más que reflexionemos junto a Antonio para poder argumentar en defensa de la vida. No nos traguemos más bolas de fango, como hacen muchos que dicen defender los derechos humanos sin cuestionarse si están en el lado equivocado.


PREGUNTAS SIN RESPUESTA

Ya en 1982, tres años antes de que en España se aprobase la ley del aborto que ahora se verá sustituida por otra todavía más criminal, el Dr. Nathanson pronunció una memorable conferencia en el Colegio de Médicos de Madrid anticipando todo lo que ha pasado en España con esta desgraciada ley y poniendo de manifiesto bastantes de las mentiras que fueron el cauce para la legislación del aborto en EEUU. y lo han sido luego para las leyes abortistas europeas y concretamente la española.
Siguiendo los pasos que desde hace unos treinta años han dado quienes han implantado el aborto en España, si se quisiera sintetizar en pocas palabras la característica de estos años, habría que decir que el fin es el crimen y el medio la mentira. No se ha dado un solo paso en esta desgraciada carrera sin acudir a la mentira. La trayectoria del aborto en cualquier país, y en concreto en España, es la de la mentira en estado puro.
Para empezar podríamos preguntar ingenuamente qué es eso de “interrupción voluntaria del embarazo”. Le pregunté el verano pasado a un amigo mío, fiscal del Tribunal Supremo, qué significan los términos interrumpir, suspender y cancelar desde una óptica jurídica. Me respondió que interrumpir significa paralizar un proceso para luego reanudarlo, no donde quedó parado, sino volviendo desde el principio. Suspender es paralizarlo para luego reanudarlo allá donde quedó parado. Cancelar es anular, rescindir o cesar, es decir, cortar un proceso sin reanudación posterior. El proceso de un embarazo es el proceso de la vida, y por su propia naturaleza no se puede interrumpir ni suspender, con lo que sólo cabe cancelar. La vida humana, cuando se corta, es para siempre, sin arreglo posterior. Eso lo saben muy bien las mujeres que han abortado y lloran a solas todos los días el crimen de su propio hijo al que ya no pueden devolver la vida.
Otra pregunta que haría yo es si se puede tomar por cierto que el 25% de las mujeres españolas que se quedan embarazadas son tontas o al menos, dicho de manera menos brusca, son débiles mentales. Me refiero a las que abortan, del total de embarazadas. Lo digo porque según los datos estadísticos del Ministerio de Sanidad, el 97% de los casos de aborto en los últimos años se han debido a peligro del embarazo para la salud psíquica de la madre. ¿Habrá que pensar que las mujeres de ahora son más tontas que las de hace 25 años, cuando el embarazo no suponía peligro para la salud psíquica de la madre estadísticamente?
Otra cuestión: Argumenta el Ministerio de Sanidad que la Píldora del Día Después va a conseguir que se reduzca el número de abortos ya que es un eficaz anticonceptivo. Esto es mentira, porque si bien es verdad que la PDD actúa como anticonceptivo, también es cierto que en el porcentaje de casos en que falla, actúa subsidiariamente como antiimplantatorio, pero ya sabemos que un embrión al que no se le deja implantarse, muere, o lo que es lo mismo, un antiimplantatorio es lo mismo que un abortivo. La PDD es abortiva, creo, que en un 35% de los casos, pero no acaba ahí la cosa. Estudios serios y reconocidos demuestran, concretamente en Francia y Reino Unido, que la PDD ha supuesto en estos países un incremento en el número anual de abortos provocados, sin contar ese 35% de abortos que la propia PDD provoca.
Otra pregunta sin respuesta. Se presenta el aborto como un acto de salud ¿Ha curado el aborto de algo a alguien siquiera una sola vez?
Otra cuestión. Además del niño, la madre es la gran víctima del aborto. En 2007, el 70% del total de mujeres que se suicidaron en España había cometido un aborto en algún momento de su vida. ¿Hay alguien de los que apoyan el aborto que haya dirigido su atención para saber qué ha sido de cada una de esas 100.000 mujeres que aproximadamente abortaron anualmente en España?
El PP ha presentado una propuesta de ley de defensa de la maternidad. Nunca vienen mal iniciativas de este tipo, pero ¿por qué presenta el PP esta propuesta ahora y no en 1996, que es cuando accedió al gobierno de la nación? ¿por qué durante los 8 años que estuvo en el gobierno no hizo absolutamente nada por la vida y vio impasible cómo se cometían aproximadamente 85.000 abortos anuales?
Otra. ¿Por qué los hipócritas oficiales del PSOE tales como Trinidad Jiménez, María Teresa Fernández de la Vega y, sobre todo, José Bono no hacen más que decir que el aborto es una situación dramática para la mujer siendo lo deseable que en España no hubiese abortos y sin embargo promueven una ley en la que no hay la más mínima restricción al aborto provocado? Yo creía que cuando una ley pretende que se evite una situación o una actuación, el mecanismo que se emplea es el de ponerlo difícil en vez de dejar la vía ancha para que cada cual haga lo que le salga de las narices. Véase por ejemplo la legislación sobre tráfico y seguridad vial.
Otra pregunta. ¿Existirá en España al menos un solo gilipoyas que se crea que el feto es un ser vivo, pero no humano? ¿Existirá al menos uno?
Otro asunto. Me parece que más o menos podemos estar todos de acuerdo en que lo más importante para la persona humana es sin duda su religión y su relación con Dios, sea cual sea la religión de cada cual. Pregunta: ¿Por qué José Bono no sigue los dictados de su religión? Que yo sepa, tiene las puertas abiertas para abandonar la Iglesia Católica a la que no está obligado a pertenecer. Pero si pertenece, que viva como dice que es. Lo digo porque los socialistas son muy amigos de fustigar a otros con lo de la doble moral. A ver cómo funcionan ellos.
Las preguntas anteriores me han venido a la cabeza un poco a voleo. En la conversación diaria surgen muchas más y a ti, querido lector, se te ocurrirán otras. Tampoco se trata de hacer aquí una tesis doctoral, sino un artículo de opinión y de mostrar que cuando no hay respuestas o éstas tienden a ocultarse es que hay maldad moral o mentira, que para el caso es lo mismo. Sin embargo las preguntas sin respuesta son inaceptables en un sistema democrático en donde debería actuarse en la verdad.


Antonio Moya Somolinos.

CATÓLICOS Y POLÍTICA

Os presentamos una nueva colaboración del infatigable Antonio Ruiz.

CATÓLICOS Y POLÍTICA

Para cualquier político, independientemente de su ideología, su actividad debe estar dirigida a la consecución de la justicia y el bien común dentro del conjunto de la sociedad. Pero a un político católico se le exige algo más: luchar por la protección de los más necesitados, los pobres, los ancianos y los más débiles entre los débiles, los no nacidos, a los que se pretende eliminar, convirtiendo, por ley, lo que no es más que un vil asesinato.

Hoy más que nunca, en esta sociedad laicista y descristianizada, los católicos tenemos que impedir, sin violencia, pero con firmeza, que leyes inhumanas y antinaturales, inspiradas por una irracional ideología de género, lleguen a aprobarse en el Parlamento. Para ello no contamos con más medios que la denuncia constante y la manifestación pacífica masiva, algo que en un país democrático sería suficiente para hacer desistir a los gobernantes, pero en España, por desgracia, la democracia asentada sobre principios éticos ha sido conculcada por el radicalismo ideológico y el relativismo moral.

Antonio Ruiz-Cabello Sanz

¿HAY MISERICORDIA PARA EL NASCITURUS?

Nuestro amigo Miguel Ángel Parra nos envía el siguiente texto certero
¿Hay misericordia para el nasciturus?

“¡Mujer actúa en conciencia, esta ley no te condena!”. Con esta frase finaliza el artículo escrito por el Sr. Bono para justificar su posición favorable ante el controvertido Anteproyecto de Ley del Aborto. La frase nos retrotrae a un cuadro evangélico bien conocido: la declaración de condena a muerte que unos hombres de corazón duro pronuncian hacia una mujer sorprendida en flagrante adulterio. Un cuadro que Jesús resuelve con palabras de misericordia hacia la víctima.
El cuadro, un tanto traído por los pelos si es que con él se quiere aludir a la postura de los defensores de la vida frente a la mujer que aborta -en los casi veinticinco años de vigencia de la actual ley del aborto ninguna mujer ha ido a la cárcel, ni la inmensa mayoría de los que están en contra del aborto lo está por razón de un impulso vengativo- nos sitúa, en cambio, ante la verdadera tragedia que plantea el anteproyecto defendido por el Sr. Bono: la declaración de guerra impune que hacen al niño los que se alían para matarlo en el seno de su propia madre durante las primeras 14 semanas de gestación. Este sí que es un cuadro de muerte: el de un ser humano, inocente, que está inerme ante los que se disponen a triturarlo, no con piedras sino con artificios cruentos, y que finalmente acaba destrozado en la basura o en la incineradora.
Este ser, más débil y pequeño, desde luego, que aquellos a los que, en buena hora, defendían los verdaderos socialistas, es hoy ninguneado cual ninguno. Pocos se acuerdan de él. En los sonoros discursos que vienen pronunciando los defensores del Anteproyecto de Ley, pocas palabras hay, si es que hay alguna, que en verdad se dirija a salvar al pequeño de la muerte. O, al menos, a intentarlo. Las mejores palabras e intenciones se reservan no para el sentenciado sino para los que se deciden a ejecutarlo. Y vienen a decir: si estos le han condenado, ¡adelante!: pueden tirar las piedras, si lo hacen en el plazo preciso (entiéndasenos bien: no están en su derecho de arrojarlas…, pero pueden hacerlo; el “otro” al fin y al cabo es sólo un “alguien” que se contrapone a una persona de criterio más fuerte); no les estorbaremos si se ajustan al plazo convenido; eso sí, si deciden tirarlas, supondremos que “actuarán en conciencia”.
Tal viene a ser, ciertamente que resumida, la postura de misericordia que se trasluce de las declaraciones que algunos católicos, situados en posiciones señeras de la política, hacen a favor de la nueva ley del aborto. ¿No hizo algo parecido un tal Pilatos?
Miguel Ángel Parra Rincón

jueves, 3 de diciembre de 2009

Eugenesia en la ley del aborto libre

http://www.diarioya.es/ 03/12/2009
Enric Barrull Casals.

Eugenesia en la ley del aborto libre

Un aspecto sobre la ley del aborto que no se comenta es la eugenesia que comporta, y es que se da una preocupación ante las cuestiones éticas relacionadas con el diagnostico prenatal, por ejemplo: la detección del Síndrome de Down en el diagnóstico preimplantatorio (DPI), la eliminación de estos embriones constituye una transgresión ética grave porque busca eliminar los embriones no conformes, y esta ley lo permite desde la detección hasta las.... Una transgresión ha sido aceptada por la legislación, en el estricto marco de enfermedades genéticas de una “especial gravedad”, consideradas “incurables en el momento del diagnóstico”.
Este aspecto seguro que desembocará en la libre elección del embrión, dando como resultado la búsqueda de una “mera satisfacción de deseos personales” tener el hijo que quiero y cuando quiero. En nuestro caso la ley permitirá eliminarlos libremente hasta las 24 semanas, no dice nada que hacer después, pero todo da a entender que no se pondrán inconvenientes a poder eliminar los fetos con estos síntomas hasta poco antes del nacimiento. De esta manera se produce una verdadera y peligrosa eugenesia

domingo, 29 de noviembre de 2009

Reunión de la plataforma

Han pasado cinco meses desde que celebramos una concentración a favor de la vida en el bulevard de Gran Capitán, con notable éxito de público. Desde entonces han ocurrido muchas cosas en el terreno de la defensa de la vida. La más relevante de todas ha sido la gran concentración celebrada en Madrid el 17 O, que movilizó in situ a casi dos millones de personas, amén de los que la seguimos desde nuestras casas, al no poder asistir en persona. Otros hechos esperanzadores son: el vuelco producido en las encuestas, que registran cada vez más opiniones contrarias al anteproyecto de ley del aborto, y el Congreso Internacional por la Vida celebrado en Zaragoza, que ha puesto de manifiesto la pujanza del movimiento provida a escala internacional.

Si bien estos hechos nos llenan de alegría y esperanza, no podemos dejar de olvidar que el proyecto de ley auspiciado por el Gobierno ya ha empezado a debatirse en el seno de un Congreso que parece dispuesto a aprobarlo en medio de una notable división.

En esta coyuntura, los que nos sentimos responsabilizados en la defensa de la vida no podemos quedarnos ni quietos ni callados. Es tiempo de hacer oír otra vez nuestra voz. Sin estridencia, pero con firmeza y de modo visible.

En consecuencia, convocamos a todas las asociaciones, movimientos y voluntarios adheridos a la Plataforma a la reunión que celebraremos el día 1 de diciembre, martes, a 19 horas, en la Fundación Miguel Castillejo, con el siguiente Orden del Día:

1.- Procedencia de convocar un “Encuentro a favor de la Vida” el próximo 28 de diciembre, día de los Santos Inocentes.

2.- Organización de dicho acto, caso de que se acuerde realizarlo.

3.- Propuesta de iniciativas.

4.- Ruegos y preguntas.

La importancia del tema es grande. Por ello os rogamos a todos los movimientos y asociaciones que se hagan lo posible por estar presentes en la reunión mediante algún delegado.

Por la Comisión:

Toñi Cabello, Federico Die, Mª José de Francisco, Julio Ortega, Mariví Palop, Miguel Ángel Parra, Antonio Simoni, Antonio Moya

Campaña por el voto en conciencia

El pasado 26 de noviembre empezó su recorrido parlamentario la nueva ley del aborto. Un recorrido que durará varios meses, hasta entrado el 2010.

Nos consta que son muchos los diputados que, estando en contra de esa ley, militan en partidos que han anunciado su apoyo al aborto libre, por lo que van a ser obligados a votar a favor del proyecto del Gobierno, contra su conciencia, por mucho que se excuse el autodefinido católico Bono.

Por eso, nuestra plataforma se suma a la campaña de Derecho a Vivir para solicitar de los diputados que voten en conciencia a las respectivas enmiendas que se presenten al actual proyecto de ley.

Pincha en el siguiente enlace para solicitar de los diputados cordobeses su actuación en conciencia, sin seguir los dictados de su partido. Recordadles que cuando se les votó en su programa no se hablaba de la instauración del aborto libre.
http://www.hazteoir.org/node/25568

Entre todos lo conseguiremos

Manifiesto de Juristas

Si eres juez, abogado, fiscal o profesor de Derecho, puedes adherirte al manifiesto en el siguiente enlace
http://derechoavivir.org/manifiesto-juristas/

MANIFIESTO DE JURISTAS ANTE LA REFORMA DE LA LEY DEL ABORTO
Los abajo firmantes, profesionales que trabajamos en las más diversas ramas y especialidades del Derecho, ante la iniciativa del Gobierno de promover una reforma de la legislación sobre el aborto que llevará a un sistema de aborto directamente provocado y buscado en las catorce primeras semanas del embarazo,
MANIFESTAMOS QUE:
1º Debe recordarse que la causa de la reforma son las investigaciones penales a centros abortistas; pero, en lugar de plantearse como la exigencia del cumplimiento de la legislación vigente, por muy negativa y censurable que sea, lo que se logrará con el proyecto de reforma que está sobre la mesa es legalizar, en buena parte, las prácticas fraudulentas de la industria abortista en España.
2º El Tribunal Constitucional en su jurisprudencia, particularmente en la Sentencia 53/1985, de 11 de abril, afirma que “la vida humana es un devenir que comienza con la gestación y finaliza con la muerte”, de modo que la Constitución no puede desproteger la vida humana “en aquella etapa de su proceso que no sólo es condición para la vida independiente del claustro materno, sino que es también un momento del desarrollo de la vida misma”.
3º Una ley de plazos, es decir, de aborto libre, ignora que, como ha dicho también el Tribunal Constitucional, “la vida del nasciturus, en cuanto éste encarna un valor fundamental -la vida humana- garantizado en el artículo 15 de la Constitución, constituye un bien jurídico cuya protección encuentra en dicho precepto fundamento constitucional”.
4º Del artículo 15 de la Constitución se deriva el deber del Estado de proteger la vida del no nacido, bien absteniéndose de «interrumpir o de obstaculizar el proceso natural de gestación», bien estableciendo «un sistema legal para la defensa de la vida que suponga una protección efectiva de la misma y que, dado el carácter fundamental de la vida, incluya también, como última garantía, las normas penales».
5º El aborto basado en la exclusiva decisión de la gestante contradice la doctrina del Tribunal Constitucional, que sostiene que «los derechos de la mujer no pueden tener primacía absoluta sobre la vida del nasciturus, dado que dicha prevalencia supone la desaparición, en todo caso, de un bien no sólo constitucionalmente protegido, sino que encarna un valor central del ordenamiento constitucional».
6º La reforma promovida por el Gobierno es, por tanto, contraria a la doctrina del Tribunal Constitucional y ha sido censurada por el Consejo Fiscal y por todas aquellas instancias imparciales que de forma objetiva y desapasionada la han analizado; además, la imposibilidad de que el Consejo General del Poder Judicial haya emitido el preceptivo informe muestra que, al margen de ideologías y creencias, existen profundas discrepancias jurídicas sobre este proyecto.
7º Los promotores de la reforma no han podido rebatir muchas de las evidencias planteadas en el debate científico, jurídico y social. Ante este hecho, pretenden imponerla por la exclusiva fuerza de los votos. Fían la suerte final del proceso a un cálculo del reparto de fuerzas en órganos constitucionales de extracción política, se sitúan al margen de la razón y el sentido común e intentan ensombrecer la racionalidad jurídica y científica, manipulando el lenguaje, imputando a los opositores a este proyecto espurias motivaciones ideológicas o religiosas, o pretendiendo generar derechos ficticios como el inexistente “derecho al aborto”.
8º La legislación española sobre el aborto necesita una reforma encaminada a proteger la vida del no nacido y amparar a las mujeres que se ven abocadas al aborto; pero lo que ahora se les impone es la solución más violenta, contraria a su dignidad, y la que más daño les ocasiona: acabar con la vida del hijo que esperan.
9º No puede dejar de mencionarse, además, la exigencia constitucional de respetar el derecho a la objeción de conciencia de los profesionales sanitarios frente a cualquier aborto, como ha expresado el Tribunal Constitucional en la mencionada Sentencia 53/85, de 11 de abril. El proyecto de ley puede poner en cuestión derechos fundamentales de los profesionales sanitarios.
10º Por todo ello, exigimos la retirada de un proyecto que no es socialmente reclamado, no ha sido objeto de ningún debate digno de tal nombre, se hace al margen de los verdaderos derechos de la mujer, no ha recibido ningún parecer favorable fundado en Derecho y es contrario a la doctrina del Tribunal Constitucional.

domingo, 22 de noviembre de 2009

El "Manifiesto de Madrid" cumple su primer año

Lo dicen todo, y muy bien, los académicos.
www.diarioya.es
Valentín Abelenda Carrillo.
El Manifiesto de los Académicos o “Manifiesto de Madrid” cumple ahora su primer año y a él están adheridos miembros de las Reales Academias de las más diversas disciplinas, "para pedir a los poderes públicos que, de acuerdo con los principios y derechos de libertad, justicia, igualdad, dignidad y no discriminación proclamados en la Constitución Española, y en la Declaración Universal de Derechos Humanos se inserte después de la primera afirmación del artículo 15 de la Constitución: 'Todos tienen derecho a la vida y a la integridad física y moral', la siguiente adición 'desde la fecundación a la muerte natural'.
Loa Académicos piden que se promulguen las normas necesarias para que en todos los órdenes se proteja el derecho a nacer, derogando aquéllas que lo violan o lo limitan selectivamente y que se reconozca la personalidad jurídica del 'nasciturus' en todas las fases de su desarrollo, sin olvidar al embrión.
Los más de cien académicos firmantes del manifestó subrayan que "creemos que corresponde a todo ciudadano responsable la defensa sin ambigüedades de este inalienable derecho a la vida, cuyo respeto es el fundamento de la paz”. Por ello, dice, “hacemos un llamamiento a la sociedad en general y a los poderes públicos, para que se cree un marco favorable a su defensa como valor supremo y para que se respete y garantice con los medios debidos". Yo, no tengo nada más que añadir, ya lo dicen todo y muy bien los académicos

martes, 17 de noviembre de 2009

CRISTIANISMO Y COHERENCIA EN DEFENSA DE LA VIDA

Desde la Asociación Presencia Cristiana nos remiten el siguiente comunicado:


CRISTIANISMO Y COHERENCIA EN DEFENSA DE LA VIDA

El debate social en torno al aborto no permite que ningún cristiano se quede al margen del mismo. Desde la Asociación Presencia Cristiana queremos posicionarnos sobre este tema compartiendo con Juan Pablo II que “el ser humano debe ser respetado y tratado como persona desde el instante de su concepción y, por eso, a partir de ese mismo momento, se le deben reconocer los derechos de la persona, principalmente el derecho inviolable de todo ser humano inocente a la vida”.

Hace días hemos conocido algunas declaraciones sobre este tema realizadas por D. José Bono, presidente del Congreso, a raíz de sendos desplazamientos a Córdoba y Toledo. El Sr. Bono, que públicamente se ha identificado como católico practicante, ha expresado su deseo de seguir a Cristo y de “buscar juntos respuestas para resolver los problemas que son intolerables en la sociedad actual” (¿se referiría también al aborto?). El Sr. Bono solicitó “el máximo consenso posible y un gran acuerdo” ante la controvertida Ley del aborto. ¿Significa esto que, si en el Parlamento una mayoría vota a favor de ella, es motivo suficiente para convertirla en una buena ley? En absoluto es así. Si sale adelante, será una ley injusta que convertirá en derecho el matar. Nos preguntamos si serán el consenso y el acuerdo lo que tranquilice al Sr. Bono. Nosotros sabemos que las mayorías no siempre tienen razón y que todo lo que es legal no siempre es moral. También, que es conveniente conectar la conciencia con las normas, pero que debe prevalecer aquélla cuando éstas atentan contra la vida humana. “No puede haber dos vidas paralelas”, decía Juan Pablo II.

Nos preocupan también algunas de las afirmaciones que el grupo de Cristianos Socialistas hacen en su Manifiesto crítico con la Ley del aborto, pues entre ellas detectamos contradicciones manifiestas. Piden la protección del feto: “debemos reconocer y defender el bien jurídico constitucionalmente protegido del nasciturus”. Pero defienden la implantación de un plazo para el aborto libre: “en el marco que le otorga la ley, las catorce semanas, debe ser la mujer embarazada la que toma la decisión”. No se puede establecer que la vida del nasciturus debe estar protegida por la ley y, al mismo tiempo, concluir que esta misma vida puede ser suprimida por decisión libre de la madre. Su propuesta de ”buscar un terreno común” capaz de armonizar la decisión de abortar y la necesidad de tutelar el bien jurídico del nasciturus (STC 53/1985) resulta también contradictoria, pues ¿qué terreno común puede argüirse cuando se acepta que un destino posible para el nasciturus es la muerte?

A pesar de las discrepancias que mantenemos con el Sr. Bono y el grupo de Cristianos Socialistas en relación con la reforma de la ley del aborto, confiamos en que su adhesión a Cristo, la coherencia y la valentía les ayuden a anteponer la propia conciencia a la disciplina de partido en un tema nuclear como este. Esperamos que sus buenos propósitos socialistas de defensa de los débiles lleguen también a los niños por nacer. Por el hecho de ser cristianos tienen como modelo a Jesucristo, lo que se traduce en una manera concreta de seguir su programa: el Evangelio, el cual no admite “rebajas” en su exigencia de cuidar a los débiles.

Desde la Asociación Presencia Cristiana, seguiremos opinando sobre la defensa de la vida y manifestando nuestro rechazo al aborto. Tenemos la seguridad de que, tarde o temprano, la VERDAD y el BIEN prevalecerán y que defender la vida y apoyar a la mujer y la maternidad es lo verdaderamente progresista.

Vocalía de Medios de Comunicación de la Asociación Presencia Cristiana
Córdoba, 10 de noviembre de 2009

jueves, 12 de noviembre de 2009

Colectivos a favor del aborto reciben casi 8.200 euros en ayudas municipales

ABC.es
A. R. V. CÓRDOBA
Martes , 10-11-09
Seis asociaciones que han hecho campaña en favor de la reforma de la Ley del Aborto, que promueve la ministra de Igualdad, Bibiana Aído, recibirán financiación del Ayuntamiento para desarrollar sus actividades.
La Junta de Gobierno Local del Consistorio aprobó el pasado viernes el reparto de 22.273 euros entre más de una treintena de asociaciones de mujeres. De la citada cuantía, de la que está dotada la convocatoria de subvenciones de Igualdad, 8.200 euros, es decir, un 37 por ciento del presupuesto, ha ido a parar a colectivos que se han sumado a manifiestos en favor de una nueva regulación de la interrupción voluntaria del embarazo.
En el listado de las organizaciones subvencionadas están la Asociación Encuentracuerdos, la Federación de Mujeres Progresistas, la Asociación de Mujeres Ciudad Tándem, el Colectivo de Jóvenas Feministas, la Asamblea de Mujeres Yerbabuena y Marianne. La mayoría de ellas, además, se han posicionado en favor de un Estado laico, y piden una regulación que despenalice y «no criminalice» la interrupción voluntaria del embarazo.
Reparto de aportaciones
Según lo acordado por el gobierno municipal de IU y PSOE, la asociación Ciudad Tándem recibirá dos subvenciones de 3.000 y 685,71 euros, respectivamente, que tendrán un doble finalidad: poner en marcha una oficina virtual y organizar conferencias, asistencia a foros y presentación del libros. Le sigue la Asociación de Mujeres Profesionales Encuentracuerdos, que obtiene 942,86 euros para celebrar el décimo aniversario de su constitución y la elaboración de publicidad.
De acuerdo con el decreto municipal, la Asamblea de Mujeres Yerbabuena percibirá 914 euros para organizar un coro de mujeres. La Federación de Mujeres Progresistas de Andalucía, por su parte, es subvencionada con 857,14 euros para desarrollar «funcionamiento y actividades habituales», según reza en la relación de ayudas concedidas por el departamento de Igualdad, que dirige la concejala de IU Marian Ruiz.
Encuadrada también en las tesis pro abortistas se halla la asociación Marianne, que ha logrado que el Ayuntamiento le subvencione con 1.000 euros su tercer concurso de fotografía.
Por último, la Junta de Gobierno Local ha dado el visto bueno para que el Colectivo de Jóvenas Feministas, que preside Lourdes Pastor, reciba 800 de los 1.000 euros que solicitaron para pagar gastos de desplazamiento, teléfono y material de oficina, según se especifica en la relación de colectivos subvencionados.
Por el contrario, el Ayuntamiento sólo ha concedido subvenciones a un colectivo contrario a la nueva regulación del aborto. Apenas 630 euros se embolsará la Asociación Cultural de Mujeres Terra Nostra para desarrollar un taller de igualdad de género. Este colectivo forma parte de la Plataforma Córdoba por el Derecho a la Vida.

domingo, 25 de octubre de 2009

Rechazo social una ley inicua

Rechazo social a una ley inicua

Muchos somos los que estamos en contra de la actual ley del aborto, pero la reforma auspiciada por el Gobierno concita un rechazo social mucho mayor. Aquélla, aún siendo un coladero, contempla el aborto como un mal y lo despenaliza en tres determinados supuestos. Ésta, en cambio, eleva a la categoría de derecho la decisión de matar al niño dentro de las 14 primeras semanas de embarazo y no introduce ninguna condición para ponderar tal decisión. Basta que la mujer exprese su deseo de acabar con el fruto que lleva en las entrañas para que el Estado se aplique a ello con toda determinación.

Hay pocas palabras para calificar una ley semejante. Cada uno debe juzgarla en conciencia, pero una gran mayoría de ciudadanos la creemos inicua y aberrante, anclada en el subjetivismo más cruel y digna de ser contestada por todos los medios posibles.

Pocas veces nuestro país ha sido más letal para la especie humana. Cada año matamos más de 110000 de los nuestros. Si hay seres humanos indefensos, son, por esencia, éstos: los que mueren trizados bajo la aquiescencia del Estado en el vientre de sus madres, no sin que antes los ideólogos y los consentidores del abortismo ignoren su realidad más profunda: su indeclinable dignidad de seres humanos.

La magna manifestación del 17 de octubre en Madrid, y los millones de personas que en conciencia la secundamos, prueban que la sociedad está reaccionando ante el aborto, que hay una demanda imparable de leyes eficaces a favor de la mujer embarazada y que hay una fortísima determinación ciudadana para que la mayor lacra social de los siglos XX y XXI termine, como una mala fiebre, por desaparecer. No hay duda, venceremos.

Miguel Ángel Parra Rincón

miércoles, 14 de octubre de 2009

No hay nada más injusto que una ley injusta

Desde la Asociación Presencia Cristiana no remiten el siguiente comunicado.


NO HAY NADA MÁS INJUSTO QUE UNA LEY INJUSTA

Las leyes tienen como finalidad básica defender la justicia (suum cuique), evitar la “ley de la selva”, la ley del más fuerte, proteger y garantizar los derechos y los deberes de todos los ciudadanos y además deben ser el referente para las pautas de conducta: qué es lo lícito y legítimo, y qué es lo que contraviene el código ético en una sociedad civilizada.

La “ley del aborto” o “de plazos” es una auténtica aberración y repugna a la moral y a la conciencia. En vez de proteger el derecho más primario, el de la vida, del nasciturus, proclama a bombo y platillo (el lobby de los progres) la ampliación del derecho de la mujer a decidir libremente sobre la criatura que lleva en sus entrañas.

Abortos, asesinatos, crímenes de toda índole, hay todos los días, son colaterales a la condición lupina de la especie humana, pero es obligación y deber del legislador y de las gentes de bien procurar, por todos los medios disponibles, evitar que se produzcan o, al menos, reducir las estadísticas.

¿Creen nuestros legisladores y gobernantes que con esta “ley de plazos” se va a reducir el número de abortos? Cabe esperar todo lo contrario: desde el momento en que cale en nuestra juventud esta moral de la vida, sin más principios ni valores éticos que la propia conciencia y el albedrío particular de la futura mamá, el pronóstico de lo que se avecina a este respecto nos retrotrae a civilizaciones abominables y ya periclitadas.

Todas las personas de bien, todos los colectivos y asociaciones que compartimos ideales y prin
cipios sagrados, como el derecho a la vida del nasciturus, tenemos la obligación y el deber moral de rebelarnos ante esta injusticia. La Asociación Presencia Cristiana invita a participar en la manifestación por la vida que tendrá lugar en Madrid el 17 de octubre. Vuestra presencia y vuestro testimonio en este acto son muy necesarios.

Junta Ejecutiva
Asociación Presencia Cristiana

lunes, 12 de octubre de 2009

Momentos históricos

Hay momentos en la historia de la humanidad en los que la sociedad se enfrenta a dilemas morales importantes. El modo en que se enfrenta a estos asuntos hace que siglos después una sociedad sea recordada con honor o con desprecio.

Recordamos cómo durante la antigüedad la esclavitud era considerada como algo normal y necesaria para el correcto funcionamiento de la sociedad, para el progreso económico y para la construcción de grandes monumentos. Las personas de aquella época no hicieron nada para defender el derecho a la libertar que hoy en día todos reconocemos y tenemos. Nos preguntamos: ¿cómo es posible que durante tantos años nadie hiciera nada para defender a los esclavos? ¿En qué pensaba esa sociedad?. ¿Acaso no veían la gran injusticia que se producía con sus vecinos delante de sus ojos? ... Y, por supuesto, estamos seguros de que nosotros, en una situación parecida, reaccionaríamos y nos enfrentaríamos a esa injusticia.

También bien la sociedad estadounidense tuvo que enfrentarse al dilema de la esclavitud. La industria del algodón tenía que seguir siendo rentable y para algunos sólo se trataba de negros, no de personas dignas de todo derecho. Hoy nos preguntamos ¿cómo es posible que durante tantos años nadie hiciera nada para defenderlos? ¿En qué pensaba esa sociedad? ¿Acaso no veían la gran injusticia que se producía con sus vecinos delante de sus ojos? ... Y por supuesto, estamos seguros de que nosotros, en una situación parecida, reaccionaríamos y nos enfrentaríamos a esa injusticia. En este caso, reconocemos con alegría que hubo una buena parte de la sociedad que consideró que la dignidad del ser humano está por encima de otros intereses y finalmente la esclavitud fue abolida.

Durante los años de mayor esplendor del imperio romano, en el Coliseo (y en muchos otros circos) había espectáculos que consistían en ver cómo varios gladiadores se mataban entre ellos. El derecho a la vida eliminado para poder tener una diversión. Era más importante el pasar un buen rato con ese espectáculo macabro que la vida de esas personas. Y nadie hacía nada por evitarlo. ¿Cómo es posible que durante tantos años nadie hiciera nada para defenderlos?. ¿En qué pensaba esa sociedad?. ¿Acaso no veían la gran injusticia que se producía con sus vecinos delante de sus ojos? ... Y por supuesto, estamos seguros de que nosotros, en una situación parecida, reaccionaríamos y nos enfrentaríamos a esa injusticia.

Más recientemente, en pleno siglo XX y en una sociedad avanzada y democrática como la alemana se procedió al asesinato a escala industrial de miles de personas por el simple hecho de ser judíos o polacos o no responder al ideal de raza que el régimen estableció para su país. El genocidio nazi es recordado como uno de los peores momentos de la historia de la humanidad. Durante varias décadas muchos alemanes han sentido vergüenza de sus padres o abuelos. ¿Cómo es posible que durante tantos años no hicieran nada para defenderlos?. ¿En qué pensaba esa sociedad? ¿Acaso no veían la gran injusticia que se producía con sus vecinos delante de sus ojos? ... Y por supuesto, estamos seguros de que nosotros, en una situación parecida, reaccionaríamos y nos enfrentaríamos a esa injusticia.


Pues bien, ahora somos nosotros. La sociedad española de principios del siglo XXI se enfrenta a un momento que la historia recordará durante siglos y nos toca decidir cómo queremos ser recordados. Porque es seguro que algún día harán esas mismas preguntas sobre nosotros: ¿cómo es posible que no defendieran EL DERECHO A LA VIDA, el más elemental de los derechos?. ¿En qué pensaba esa sociedad? ¿Tal vez sólo en olimpiadas y crisis económicas? ¿Acaso no veían la gran injusticia que se producía con sus vecinos, LOS NO NACIDOS Y LAS EMBARAZADAS, delante de sus ojos? ...

DESPIERTA: es el momento de reaccionar y de enfrentarte a esta injusticia. No te calles: habla con tus vecinos, familiares y compañeros de trabajo. Que todos sepan que tienes claro que el aborto es un asesinato. Si tienes alguna responsabilidad sobre adolescentes insiste en una sana educación afectivo-sexual tendente a evitar embarazos no deseados. Si puedes, ve el 17 de octubre a la manifestación de Madrid. Si estas afiliado a algún partido político (no importa cual) no te calles y haz saber al comité local que no piensas apoyar a los que apoyan este nuevo genocidio de no-nacidos. Si trabajas en el campo de la salud, procura evitar que se produzcan nuevos miles de abortos-asesinatos “del día después”. Si eres periodista y trabajas en algún medio de comunicación (no importa cual) escribe artículos dejando clara tu opinión sobre el aborto y el gran negocio de las clínicas abortistas. Si eres creyente y perteneces a alguna religión (no importa cual) reza y anima al rezo para que Dios nos ayude en esta difícil tarea. Si perteneces a alguna hermandad, ONG, o asociación de vecinos actúa sin miedo a perder subvenciones ¿no es más importante el derecho a la vida? Organiza conferencias o coloquios, pega carteles, haz una canción, escribe a las autoridades y a los periódicos, envía y reenvía correos, manifiéstate, reza, educa,...

¿Cómo quieres que la Historia te recuerde en este momento?
Miguel Ángel Sánchez

sábado, 10 de octubre de 2009

Corrupción en grado sumo

CORRUPCION EN GRADO SUMO

Estamos acostumbrados a las noticias que a diario nos proporcionan los medios de comunicación sobre casos de corrupción política. Sobre el llamado “caso Gúrtel” ya han corrido rios de tinta y los que correrán aún. Desde el poder se utiliza la corrupción política de la oposición como arma para destruirla,a la vez que se oculta o se minimiza la propia. Para ello se utilizan, sin ningún pudor, las instituciones del Estado, Fiscalía y policía, lo cual ya de por sí es políticamente indecente.
Pero la corrupción en grado sumo es pretender , por ley , reconocer como derecho lo que no es más que un crimen alevoso: asesinar a un ser humano indefenso e inocente en el claustro materno.
La potestad que quiere otorgar el Gobierno a la madre para terminar impunemente con la vida del hijo que lleva en su seno constituye la mayor forma de depravación moral, y si la sociedad no reacciona masivamente ante semejante atrocidad, demostraría que la conciencia se ha degradado hasta el extremo de convertir en derecho lo que no es más que un crimen abyecto

Antonio Ruiz-Cabello Sanz

domingo, 4 de octubre de 2009

Esencia de mujer

Nuestro amigo Antonio Moya nos ofrece su particular opinión sobre la manifestaciónes populares en general y la del día 17 en particular. Habrá que contestarle para que cambie de parecer. ¿Quién se anima?.

ESENCIA DE MUJER

Escribo estas líneas tres semanas antes de la gran manifestación en defensa de la vida, de la mujer y de la maternidad proyectada para el próximo 17 de octubre.
No voy a ir a la manifestación a no ser que alguien me convenza en estos días, lo que considero poco probable porque lo tengo bastante meditado. Es cierto que he animado y animo a todo el que pueda a que vaya si ello va con su carácter y su modo de ser, pero yo personalmente no me veo en esa concentración. El motivo es porque no me gustan las manifestaciones aunque me parezcan bien en determinadas circunstancias.
Veo bien una manifestación como medida de libertad de expresión y de hacer patente la voluntad del pueblo de un modo directo cuando los mecanismos representativos de una democracia fallan y desde el gobierno se ejerce la tiranía, como sucede con el actual Ejecutivo en España. Sin embargo, las manifestaciones suelen tener una cierta carga querulante que no me interesa. En las manifestaciones se esgrimen slogans, se grita, se canta, e incluso se insulta y se rompe el mobiliario urbano y los escaparates de las tiendas, aunque esto último estoy seguro que no va a pasar en el próximo 17-O. En cualquier caso el tono de una manifestación me parece a mí que va más por la línea de vencer, cuando en este asunto lo que me interesa es convencer. Con las manifestaciones siempre pasa que se forman dos bandos enemigos, los manifestantes y los que sostienen ideas contrarias a los manifestantes. Unos y otros se radicalizan.
No conozco manifestaciones que hayan terminado en diálogo entre contrarios. Si acaso, en las manifestaciones se contacta con gente que piensa igual que uno, pero dedicarse a convencer de algo al que ya está convencido me parece que no es aprovechar el tiempo que tenemos, tan escaso. Yo prefiero hablar uno a uno con amigos o amigas proabortistas, exponerles mis razones y escuchar las suyas. También suelo escribir sobre este tema, con la esperanza de que alguien encuentre sugerente alguna de las ideas que vierto en mis escritos y se mueva a replantear sus posiciones. Estoy convencido que no son los slogans, sino las ideas, las que mueven a las personas, y que en el ámbito individual las personas actúan con más libertad que dentro de una masa.
Aunque no vaya a la manifestación no quiere decir que no esté de acuerdo con las ideas de fondo que la mueven, pero me imagino que todo el mundo comprenderá que no todos somos iguales y que hay varias formas de defender a la mujer y a la vida no teniendo que ser forzosamente todas iguales. Lo importante es comprometerse en defensa de estos valores; el modo, depende de cada cual.
El motivo de la manifestación es la defensa de la vida, pero también de la maternidad. Esto último es muy importante. Me parece que los proabortistas tienen una idea equivocada de lo que es la maternidad y también de lo que es la mujer. Saber algo de filosofía siempre viene bien por aquello de que es bueno llegar a la verdad de las cosas de un modo racional, que es lo propio del ser humano.
Sócrates, a mediados del siglo V antes de Cristo se hizo una pregunta revolucionaria que hasta entonces ni siquiera los filósofos eleáticos, naturalistas o sofistas se habían planteado. Todos éstos se habían preguntado de una u otra manera “¿Qué son las cosas?”, mientras nuestro ateniense se preguntó “¿Qué es el hombre?, ¿Cuál es la naturaleza y la realidad última del hombre?, ¿Cuál es la esencia del hombre? Es decir, cambió el foco de atención desde el mundo externo al hombre mismo.
Tras mucho pensar y con el bagaje de los conocimientos anteriores a él, Sócrates dio respuesta a esa pregunta. El hombre es su alma, puesto que su alma es aquello que lo distingue de manera específica de cualquier otra cosa. Sócrates entiende por alma nuestra razón y la sede de nuestra actividad pensante y ética. Gracias a este descubrimiento, Sócrates creó la tradición moral e intelectual de la que Europa ha vivido siempre desde entonces. Más aún, la palabra “alma”, para nosotros, debido a corrientes espirituales a través de las cuales ha pasado a lo largo de la historia, siempre suena con un matiz ético y religioso. De la misma manera, las expresiones “servicio de Dios” y “cura de almas” también suenan a cristianas. Sin embargo, el significado superior de las mismas fue adquirido por primera vez en boca de Sócrates.
De la misma manera que saber qué es el hombre puede venir bien para manejarse en el mundo de los seres humanos, pienso que preguntarse por la esencia de la mujer y por la esencia del varón puede ayudar todavía más. Centrándonos en la mujer, ¿Qué es lo esencial en la mujer?, ¿Qué es lo propio de la naturaleza de la mujer? Se pueden dar multitud de respuestas. Incluso existe una película con ese título protagonizada magistralmente por Al Pacino.
Yo, al igual que Sócrates, también voy a dar una respuesta, muy meditada y sobre todo muy estudiada. Lo esencial en la mujer es la maternidad. Hay otras cosas que caracterizan a la mujer, pero no a modo de esencia, sino de consecuencia. Es verdad que el rostro femenino es característico de la mujer. Y también la dulzura en el timbre de voz. Y la configuración de las caderas y los pechos y otras partes del cuerpo. Y el distinto modo de funcionar el cerebro ante los estímulos con respecto al varón, y la distinta proporción de masa cerebral. Y el tipo de conocimiento, más intuitivo y concreto, mientras el del varón es más analítico y especulativo. Y la tendencia a manifestar los sentimientos. Y la poca fuerza y ánimo competitivo. Y el gusto por lo delicado y sutil. Y la distinta configuración cromosómica de cada una de sus células. Podríamos enumerar muchas más cualidades. Sin embargo el factor común de todas ellas es su orientación a la maternidad. Efectivamente, todas estas características y muchas más que pudiéramos enumerar obedecen a un objetivo que no es otro que la maternidad.
Toda mujer tiene vocación a la maternidad. Ello no quiere decir que todas tengan forzosamente que llegar a ser madres so pena de fracasar como mujer. Puede suceder que una mujer no llegue a ser madre por diversas circunstancias: por enfermedad o indisposición física o sicológica, por haber entregado su vida a los demás, que es otro modo de ser madre, por haber sido llamada por Dios al celibato, que también es otro modo de maternidad, o sencillamente porque no ha encontrado su media naranja, lo cual no le impide volcar sus valores maternales en otras personas. Me imagino que el lector dará por supuesto que la maternidad humana no es sólo una cuestión material o biológica, sino que afecta a la “persona-mujer” en todo su ser personal.
Ahora bien, lo habitual cuando no se dan otros motivos especiales es que la mujer tienda a ser madre. Tan impresionante es en si misma la maternidad que desde las épocas prehistóricas el hombre llegó a rendirle cierto culto esculpiendo pequeñas esculturas de mujeres embarazadas en los albores de las manifestaciones artísticas.
Por eso, pienso que el momento presente es sin duda la página más oscura de la Historia pues en diversos países, España entre ellos, se legisla como derecho el asesinato premeditado del feto en el mismo vientre de la madre. Se ha traído y llevado tanto el tema del asesinato del niño no nacido que hay quienes ya se han acostumbrado a ello y hablan de “interrupción voluntaria del embarazo” como quien habla del impuesto de sociedades o de la reforma agraria. Quizá todo esto ya no les diga nada a su conciencia encallecida. Pero ¿No les dice nada que se legisle para destrozar la maternidad, aquella cualidad de la mujer venerada desde la Prehistoria? ¿Cabe mayor crueldad que organizar la sociedad para promover la frustración de aquello más sagrado para la mujer que es su inminente maternidad?
Sin lugar a dudas esta es una ley machista, sin ambages, pues pretende forzar a la mujer a adoptar un patrón masculino en lo más íntimo de ella: los varones no podemos ser madres. La revolución sexual de Wilhem Reich de los años treinta del pasado siglo es una cruel mentira en la que están cayendo como moscas millones de mujeres desde entonces. Este es otro aspecto de esta gran tragedia, que hayan caído desde hace setenta años tantas mujeres en un engaño tan simple. ¿Será cierto que también podría ser característica de la mujer la facilidad para dejarse embaucar con engañifas destinadas a arruinarla como mujer?
Siento verdadero horror cada vez que pienso que una mujer haya podido actuar o permitir que otros actúen en su cuerpo para arruinar su maternidad. Es el acto más claro de destrucción de su dignidad. Nunca existen ni existirán razones para asesinar a un niño en el vientre materno. Ni siquiera en esos supuestos que defiende el PP. Pero tampoco las habrá nunca para machacar salvajemente la propia dignidad de madre o para que la machaquen otros. Destruir la maternidad es destruir a la mujer en su más íntima esencia y por ello destruir la sociedad misma.
Zapatero no es un bobo solemne o un tonto como otros quieren tildarlo; es sencillamente un malvado. No se me ocurre otra cosa peor que decir de él porque no hay nada peor que pueda ser un hombre que malvado. También sirven a la causa de la maldad las tres ministras protagonistas de esta ley, Mª Teresa Fndez de la Vega, Trinidad Jimenez y Bibiana Aído, ninguna de las tres madre, no por exceso de amor, sino por ausencia del mismo; fracasadas como mujeres y exportadoras de su propio fracaso.
Cuando tenía 15 o 16 años me ilusionaba pensar en el futuro, entre otras cosas porque tendría la oportunidad de construir, junto con los de mi generación, un mundo mejor que el heredado de la generación de mis abuelos o de mis padres. A la vuelta de casi 40 años veo que este mundo es claramente peor. El paisaje marcado por el aborto es sórdido. La Historia tratará muy duramente a mi generación, y con razón. El daño causado es ya irreparable. Sólo queda esperar que no se prolongue en el tiempo. La manifestación del 17-O, las consideraciones de las líneas precedentes, la ilusión siempre inagotable de querer hacer continuamente el bien, todo ello puede contribuir a pasar esta página negra de la Historia que nos ha tocado vivir.



Antonio Moya Somolinos

domingo, 27 de septiembre de 2009

Todos a Madrid


El actual Gobierno ha demostrado que sólo hace caso a los consejos administrativos de las clínicas abortistas. Ha desoído todas las sugerencias que desde distintos ámbitos jurídicos y científicos le han recomendado no seguir adelante con su ley del aborto.
Tan sólo nos queda a los ciudadanos manifestarnos para demostrar nuestra repulsa. Por eso más de cuarenta asociaciones de diversa índole nos han convocado a una gran manifestación en Madrid el 17 de octubre.
Nuestra plataforma cívica está colaborando en la organización de los autobuses para todo aquel que quiera asistir a la manifestación.
Se ha fijado un precio único de 18 euros por persona (ida y vuelta). Deben ser ingresados en la cc del Foro Andaluz de la Familia en Cajasur: 2024 6061 74 3305506866, no olvidando indicar el nombre de la persona que hace la reserva.
Posteriormente el recibo escaneado (o el justificante, si se realiza transferencia por internet) se enviará como archivo adjunto a alguno de los siguientes correos
cordoba@vidabus.org o salmo128@hotmail.com , poniendo en la reserva los siguientes datos: nombre, apellidos, DNI, teléfono y email de contacto.
También se pueden comprar billetes directamente en:
* Adevida: c/ Isabel Loza,12
* Farmacia Abaurre: c/ Cruz Conde, 9
* Farmacia Díe: c/ JoseMª MArtorell, 4 (Zoco)
La salida será desde el antiguo Melia (confluencia Vallellano con Paseo dela Victoria) a las 10:30 de la mañana. Se regresará nada más terminar la manifestación
La coordinadora de toda esta labor es nuestra infatigable colaboradora Manoli Padilla, a la que podéis llamar para cualquier duda al 677357204.
La reserva deberá estar formalizada antes del 7 de octubre, pues a partir de esta fecha no se gantiza la existencia de plazas disponibles.

Debemos acudir, para que los políticos se enteren que la ciudadanía se encuentra asqueada con la sola idea de que un crimen tan repugnante como el aborto (despenalizado en unos supuestos, pero crimen aún) se pueda convertir en un derecho.

domingo, 30 de agosto de 2009

DIECINUEVE SIGLOS Y MEDIO DEFENDIENDO LA VIDA

Cuando se viven los acontecimientos de manera muy intensa se corre el peligro de perder un poco la perspectiva. En España llevamos desde 1985 viviendo probablemente una de las peores páginas de nuestra historia, no porque estemos padeciendo una guerra sangrienta frente a un determinado enemigo, o incluso porque la guerra sea fratricida, sino porque estamos asesinando a nuestros propios hijos, y porque esos hombres asesinados son precisamente los españoles más débiles, y por tanto los que deberían gozar de mayor protección del Estado y de la sociedad. Me refiero al millón largo de españoles asesinados mediante el aborto provocado. Lo que se dice, un genocidio.
Julián Marías ponía el dedo en la llaga al afirmar que la mayor desgracia del mundo contemporáneo no era propiamente el aborto, sino la aceptación social del aborto. Sólo pensar que me puedo quedar callado observando fríamente las estadísticas anuales sobre el aborto mientras cada día en España mueren descuartizados en el seno de sus madres del orden de 274 niños, sólo pensar esto me produce horror. Me invade la necesidad de exteriorizar y de compartir este horror, mediante la conversación, la acción política, la manifestación pública o escribiendo, con el fin de que no llegue la modorra, el acostumbramiento, la rendición. El enemigo no lo tengo enfrente, soy yo mismo, que puedo terminar aceptando interiormente el aborto como algo sociológicamente inevitable y que “tampoco es para tanto”.
Esto que digo no son entelequias, sino algo muy real. En España hay mucha gente a favor de la vida y, por tanto, en contra del aborto, pero que no hacen absolutamente nada por defenderla. La sangre de tantos niños asesinados les cae lejos, viven en su mundo confortable al margen de estos problemas, tienen la cabeza en su patrimonio, su consumo, sus aficiones, sus placeres, sus diversiones, su trabajo. El problema de esas madres embarazadas con apuros a quienes el Estado y la sociedad, hoy por hoy, no da más salida que abortar, y el problema de esos niños en el seno materno cuya vida pende de un hilo en una sociedad desquiciada, todo esto cae lejos en tantas personas autoconsideradas “buenas”.
Defender la vida públicamente es, me parece, una obligación moral en los tiempos que corren y en el país en el que vivimos. Quienes estamos en estos menesteres lo hacemos desde posturas individuales o asociados en plataformas, partidos, publicaciones, asociaciones, etc. En esta defensa destaca singularmente la Iglesia Católica, con iniciativas de todo tipo a favor del no nacido y de las mujeres embarazadas y sobre todo con una multitud de escritos de la Jerarquía, y sobre todo del Romano Pontífice, en defensa de la vida, en los que aparece fundamentado desde la fe y desde la razón todo el conjunto de problemas éticos que estas cuestiones plantean. Se podrá ser católico o no, pero resulta incontrovertible el reconocimiento que merece la Iglesia Católica por el papel que está jugando en esta hora difícil de la humanidad en la que la inteligencia parece haberse oscurecido, la sensibilidad adormecido y la voluntad anulado, en este momento en el que la mayoría de la gente, a pesar de tener ojos, no ve.
Algunas veces me he preguntado desde cuándo la Iglesia viene defendiendo la vida frente al crimen del aborto. He descubierto que desde muy antiguo. Casualmente el otro día tropecé con un pasaje de “la Didaché” que más adelante reproduzco. Todos los especialistas en la materia consideran que la Didaché es el escrito cristiano, no bíblico, más antiguo que se conoce. Algunos especialistas lo datan de los primeros años del siglo II, pero parece ser más plausible la tesis que lo data en el último tramo del siglo I. El nombre “Didaché” corresponde a la primera palabra que da título a la obra: Didaché ton dódeka Apostolón, que significa “doctrina de los doce Apóstoles”. Es en definitiva un pequeño catecismo del siglo primero en el que estaba todavía muy próximo, en el tiempo, el magisterio de los primeros doce que siguieron a Jesucristo. Pues bien, ya en la Didaché aparece una referencia al aborto que paso a reproducir: “El camino de la vida es éste: En primer lugar, amarás a Dios, que te ha creado; en segundo lugar, a tu prójimo como a ti mismo, y todo cuanto no desees que se haga contigo, tú tampoco se lo hagas a otro. La enseñanza de estas palabras es la siguiente: Bendecid a los que os maldicen, rogad por vuestros enemigos y ayunad por los que os persiguen. Pues ¿Qué generosidad tenéis si amáis a los que os aman? ¿Acaso no hacen esto también los paganos? Vosotros amad a los que os odian y no tendréis enemigo (……) no matarás, no adulterarás, no corromperás a los jóvenes, no fornicarás, no robarás, no practicarás la magia ni la hechicería, no matarás al niño mediante aborto, ni le darás muerte una vez que ha nacido, no desearás los bienes del prójimo”(Didaché, I, 2-3, II, 1).
De la lectura de esta cita se colige que la Iglesia lleva desde sus comienzos defendiendo la vida frente al aborto, y ahí sigue. Un buen ejemplo para que no desfallezcamos. Un buen ejemplo para no tirar la toalla. De acuerdo que en muchos casos no habrá servido para nada porque habrá habido quien no haya hecho caso a la Iglesia. Pero ¿Cuántas vidas de niños en el seno materno se habrán salvado en estos veinte siglos gracias a la voz de la Iglesia? Estoy convencido de que todo el bien que podamos hacer en esta materia, si lo hacemos, es un bien no perdido. A alguien aprovechará. Y aunque no aprovechase a nadie, por lo menos nos aprovecha a nosotros mismos, para no adocenarnos y amodorrarnos en nuestra comodidad.
Fijando la atención en el final de la cita transcrita observamos que en aquel siglo primero la Iglesia no sólo tuvo que enfrentarse con el aborto, sino también con el infanticidio. En eso estamos mejor ahora. No necesariamente cualquier tiempo pasado fue mejor. Al menos Bibiana Aido tiene claro que un niño ya nacido debe ser mantenido en la vida. Esto también tiene que levantarnos el ánimo a quienes defendemos la vida: peor lo tenían los primeros cristianos, o, por decirlo de otra manera, los del Imperio Romano del siglo I eran más burros que los políticos españoles del siglo XXI.
Otra enseñanza: Después de veinte siglos hemos vuelto casi al mismo punto. Esto nos demuestra que una sociedad puede progresar, pero si abandona los principios éticos puede retroceder veinte siglos. Eso nos lleva a tener que avanzar otra vez lentamente y hacer prosperar moralmente a nuestra sociedad con humildad, sabiendo que cada generación debe renovar su compromiso moral con los más débiles. En eso estamos y ahí seguiremos, aunque a veces flaquee el entusiasmo.

Antonio Moya Somolinos.

domingo, 28 de junio de 2009

ASAMBLEA DE LA PLATAFORMA


Todos las personas y asociaciones adheridas a la plataforma, así como los simpatizantes y voluntarios de la misma, estais convocados a la próxima asamblea de la misma el martes 30 de junio. Vuestra presencia es importante.
Orden del Día
1.- Presentación de la Memoria de las actividades realizadas.
2.- Presentación de cuentas.
3.- Proyectos a realizar
4.- Cambios en al comisión coordinadora.

Fecha:30 de Junio
Hora: 20 h.
Lugar: Fundación Miguel Castillejo. c/ Plaza de las Doblas 1.

domingo, 21 de junio de 2009

Sobre el proyecto de Ley de Muerte Digna


El pasado 14 de junio, el periódico El Día de Córdoba publicó un reportaje sobre la nueva Ley que quiere imponer la Junta de Andalucía sobre la denominada muerte digna. Este diario tuvo a bien preguntar nuestra opinión, reconociéndonos así un peso específico como colectivo ciudadano. El cuestionario que nos presentó fue contestado por Julio Ortega, médico y miembro de la comisión organizadora de nuestra plataforma cívica. He aquí las respuestas completas al mismo, de las que solo se publicaron una parte.


1)¿Cree que ha existido un debate profundo y riguroso antes de la aprobación por parte del Consejo de Gobierno de la Junta de la normativa o, por el contrario, el procedimiento está siendo precipitado?

No ha existido ningún debate sereno y sosegado sobre el tema. Esta proyecto de ley por precipitado es redundante e innecesario, puesto que no aporta ninguna medida relevante que no esté actualmente regulada. Lo único novedoso viene al garantizar una habitación individual a los pacientes terminales. Esto se realiza siempre que se puede, pero sin la garantía que ahora se pretende.
Así, la limitación del esfuerzo terapéutico es un derecho reconocido en la Ley de Autonomía del Paciente y en los códigos que guían una práctica médica ética (por ejemplo, en el artículo 28 del Código de Ética y Deontología del Colegio de Médicos y en el artículo 12 de la Guía de Ética Médica Europea).
En cuanto al derecho del paciente de estar informado, esta cuestión, recogida en el artículo 11 del citado Código de Ética y Deontología, también está convenientemente regulada y es algo plenamente asumido por el colectivo médico.
Quien reclame legislar lo ya legislado muestra desconocimiento o extraños intereses. El hecho de insistir tanto en respetar la decisión del paciente, cosa que ya se hace en la práctica clínica siempre que no se atente contra la ley, va allanando el camino hacia la eutanasia activa y el suicidio asistido. Actualmente el paciente puede rechazar un tratamiento, lo cual es totalmente lícito. Parece que lo que se pretende es que con el tiempo se le dará el poder de imponer el tratamiento, en base a su derecho a decidir, prevaleciendo su criterio sobre el del profesional.

En lugar de tanta demagogia, hubiera sido interesante definir los controles que determinen qué situaciones se consideran “obstinación” o “encarnizamiento terapéutico”, ya que es ahí donde puede existir conflicto en la actualidad.

2) ¿Considera adecuado que sea la Junta de Andalucía la administración que regule estos procedimientos, o debería quedar en manos del Gobierno central?

La Junta de Andalucía, como en otras ocasiones, se toma atribuciones que no le corresponden. En lugar de perder el tiempo con falsos debates que sólo a ella le interesan por cuestiones ideológicas, sería más provechoso para los andaluces que dotara suficientemente los servicios de cuidados paliativos o cumpliera con lo previsto en la Ley de Dependencia, garantizando de verdad una "vida digna".

3) ¿Cree que la edad de 16 años es adecuada para que un joven pueda decidir sobre el proceso de su muerte, o tendría que subirse el tope a los 18 años?

Debemos ser coherentes con la responsabilidad que atribuimos a los menores. No es admisible que a nuestros jóvenes se les obligue a tomar decisiones en unos temas de acuerdo con la ideología gobernante y en otros sean sus padres los responsables.

4) En cuanto a los profesionales médicos, ¿debe la normativa incluir la objeción ética para los médicos que se opongan?

La objeción de conciencia del profesional médico es algo que no se debe regular, sino garantizar. Desde el momento en que se admita que algún órgano de poder imponga su criterio en la actuación de un facultativo, habremos abierto la puerta a la prevalencia de criterios de otro tipo, como pueden ser los económicos, sobre los médicos.

Entrevista en el semanario La Calle

La pasada semana el semanario La Calle publicó una entrevista a Julio Ortega, médico otorrinolaringólogo, miembro de la comisión dela Plataforma Córdoba por el Derecho a la Vida y administrador de este blog. En dicha entrevista se denunció la corrupción de los profesionales sanitarios de las clinicas abortistas. También se comentó la hipocresía de la sociedad que según el momento de desarrollo califica a un ser humano como malformado, por lo que lo que se permite su condena a muerte en el seno materno, pero que, en el caso de que nazca, se le denominará discapacitado y se le otorgará todos los derechos posibles. El derecho a la vida es inherente a todo ser humano, independientemente de su momento de desarrollo.

Julio Ortega reclamó medidas sociales, laborales, económicas y afectivas para las mujeres embarazadas, especialmente para las que han sido víctima de una violación, negando que el acto violento que han sufrido se remedie con otro acto violento sobre su cuerpo, como es el aborto. La sociedad debe articular medidas alternativas entre las que se incluyen, además de las expuestas , una ley de adopción eficaz.
Para reducir el número de embarazos no deseados entre los jóvenes, Julio Ortega apeló a inculcarles el sentido de responsabilidad, a la educación en valores, que es mucho más que información.
Accede a la entrevista completa en:

http://www.lacalledecordoba.com/noticia.asp?id=18283

LA BELLOTA Y LA ENCINA

Os presentamos una nueva colaboración. En esta ocasión la remite nuestro amigo Antonio Moya, activo luchador por la vida, culto y documentado, por lo que sus escritos constituyen una buena base de argumentos para reflexionar.

LA BELLOTA Y LA ENCINA

En el actual debate sobre el aborto en España poco a poco se va abriendo paso a nivel popular un cierto raciocinio en el que no cuelan las ansias criminales de los propietarios de negocios abortivos y de los políticos que les jalean.
La afirmación de Bibiana Aído de que el feto es un ser vivo, pero no un ser humano se revela como una sandez y como un alarde de ignorancia absolutamente impropia de quien ocupa un sillón en el gobierno de un país que aspira a considerarse medianamente serio. No hace falta ser científico para saber que el ADN de una primera célula recién concebida es exactamente el mismo que el de ese ser humano a la vuelta de 80 años, lo cual marca una continuidad biológica sin cambios ni interrupciones en cuanto a la modalidad de ser viviente que ahí está. Lo único que se producen son transformaciones, pero siempre dentro de ese ser, que es único e irrepetible en el conjunto de todos los seres vivos que han existido y existen.
Además, esas transformaciones no sólo se producen en el seno materno, sino a lo largo de toda la vida. Basta ver una fotografía de un niño de un año y otra del mismo individuo 40 años después, por ejemplo. También se puede considerar el fenómeno del recambio celular por el cual las células de nuestro organismo van muriendo y siendo sustituidas por otras nuevas que se van generando, de modo que cada 7 años aproximadamente recambiamos todas las células. Ante este fenómeno podríamos preguntarnos si somos los mismos que hace 15 años, por ejemplo, ya que de las células que componían entonces nuestro organismo, probablemente no queda ninguna. La respuesta es que sí somos los mismos porque existe en nosotros una continuidad biológica basada en la identidad de nuestro código genético a lo largo de nuestra vida.
Estos razonamientos que acabo de hacer vienen abrumadoramente avalados por la ciencia moderna, de modo que lo que desde siempre se ha tenido como cierto de un modo intuitivo y natural, ahora lo conocemos por métodos científicos contrastados y probados, de modo que negar estas verdades ya no entra en el campo de la opinión, sino en el de la ignorancia o en el de la maldad ante fines turbios inconfesados.
De todas formas la afirmación de Bibiana Aído tiene más enjundia de lo que parece, pues defender el asesinato de seres inocentes es algo que va contra la racionalidad y un mínimo sentido ético, y por tanto, al menos de momento, contra lo políticamente correcto. Como quiera que es insostenible defender el asesinato de un ser humano en las condiciones que sea, la señorita Bibiana Aído no ha tenido más remedio que verse forzada a afirmar que eso que hay en el seno materno no es un ser humano. De esta manera, aunque sea contradiciendo la ciencia y quedando como una cateta, al menos la ministra salva el tipo de la coherencia en lo relativo a no hacer apología del asesinato de inocentes.
Debo decir en defensa de la ministra de Igualdad que esa búsqueda de coherencia en ese punto me parece bien, y que yo también sería abortista si tuviera la seguridad de que lo que hay en el seno materno no es un ser humano ya que a mí lo que me importa no es el aborto desde un punto de vista formal, sino que el aborto es un asesinato. Si el feto no fuese un ser humano, abortar no sería un asesinato y por tanto sería equiparable a quitarse un tumor o a extirparse la vesícula o una pieza dentaria por ejemplo, operaciones todas ellas de muy bajo o casi nulo contenido ético.
Tengo un amigo que si no es del PSOE poco le falta. Aunque en ciertos temas estamos en las antípodas, en otros muchos no, y en cualquier caso mantenemos frecuentes conversaciones en las que abiertamente exponemos nuestros puntos de vista y nos escuchamos uno al otro. Como no podía ser menos, en los últimos meses hemos hablado de este tema. Yo le he expuesto los razonamientos de más arriba, pero debo decir que no le he convencido. Por desgracia, aunque la ciencia aporte evidencias y verdades como puños, el fanatismo de quienes se obstinan en la maldad o al menos en las propias opiniones por el mero hecho de que son propias, es muy fuerte. Los partidarios del aborto tienen claramente una asignatura pendiente que no es otra que ceder gozosamente ante la belleza de la verdad y abrirse a ella sin pensar en las consecuencias políticas o sociales que pueda tener tal apertura. Siempre es mejor la verdad que lo que ella acarree, aunque sea duro.
Volviendo a mi amigo, un argumento que él maneja para apoyar su tesis abortista es el de decir que si destruimos una bellota no estamos destruyendo una encina, o más plástico, si nos comemos una bellota no nos estamos comiendo una encina. La bellota es la bellota y la encina es la encina. O el huevo es el huevo y el pollo es otra cosa, y no es lo mismo comerse un huevo que un pollo.
El planteamiento científico del ADN explica perfectamente la cuestión, si bien filosóficamente también se puede razonar que existe una continuidad en el ser que no es óbice a la existencia de ciertas mutaciones debidas al desarrollo y de igual manera no es filosóficamente correcto caer en el nominalismo en detrimento de la atención en el ser de las cosas.
Ninguno de estos razonamientos ha servido frente a la dureza de cerviz de mi amigo.
Parece ser que en el entorno en que me muevo la analogía de la bellota y la encina circula con más profusión de lo que yo me imaginaba. El otro día, sin venir a cuento se presentó en mi despacho un señor ya un poco mayor, de unos 70 años, agricultor, no amigo todavía, pero sí conocido, con quien he tratado algunas veces asuntos profesionales de carácter urbanístico. Traía en la mano una bolsita transparente en la que se veía una pequeña ramita con hojas. Yo, como soy de ciudad, no tuve ni idea a primera vista acerca de la especie vegetal que traía en la mano. Hablamos de un asunto urbanístico, y al terminar, sacó de la bolsita el esqueje indicándome que se trataba de una rama de encina. Puso delante de mis ojos la ramita en la que me hizo observar unos pequeños brotes puntualizando que en los mismos no se ven las bellotas. Sin embargo abriendo esos brotes, ahí están las bellotas, pequeñísimas. Es preciso diseccionar los pequeños brotes, pero efectivamente ahí están, pequeñas pero enteras las bellotas, y de la misma manera, al plantar las bellotas en la tierra, de ellas sale el árbol.
Evidentemente el razonamiento de este señor no es científico, es un razonamiento de persona sencilla que no tiene inconveniente en abrirse a la verdad observando la naturaleza. Ni me molesté en explicarle lo del ADN; no le hacía falta; tenía la sabiduría que han tenido durante milenios todos los hombres y mujeres que se han abierto sencillamente a la verdad y que la han antepuesto a posturas acomodaticias con fines inconfesables cargados de maldad.
Me quedé la rama de encina con sus brotes. La tengo en mi despacho, junto al ordenador. Me recuerda que la verdad a veces es más asequible de lo que nos imaginamos.


Antonio Moya Somolinos.

sábado, 13 de junio de 2009

´Nuevo blog desde Montilla

Nuestros amigos montillanos se están organizando y han creado su propio blog para difundir el mensaje de defensa de la vida por encima de cualquier otra consideración. Os animamos a visitarlo.
http://montillavida.blogspot.com
Ánimo y ¡Adelante!

Colaboración

El siguiente artículo nos lo envía un colaborador con la intención de dar difusión a sus ideas. Nuetras páginas están abiertas a cuantos quieran exponer sus puntos de vista sobre la defensa de la vida, por lo que animamos a todos a seguir el ejemplo. Muchas gracias.


EL DERECHO A LA VIDA
Un poco al margen de la Ciencia, de la Filosofía, de la Política e incluso de la Religión, pues en esos campos está muy trillado por quienes de una u otra parte les corresponde, con unos y otros fines, por desgracia no siempre correctos, voy a olvidarme de términos como genoma, embrión, feto, vitelo, etc. Etc. Para hablar de la vida a base de perogrulladas y redundancias archiconocidas, pero sobre todo, y esto es lo importante, al alcance del pueblo llano, de la gente sencilla, de la gente vulgar y poco docta pero en cuyos corazones habita un ser único y maravilloso que se llama amor. Una madre aprieta a su bebé contra su pecho y le dice: ¡Mi vida! ¡Vida mía! ¡Mi rey! ¡Mi cielo! ¡Corazón mío! ¡Mi amor! (Unas expresiones que le salen sin pensarlas y la van elevando al cielo, al paraíso, a lo divino, a Dios... Sin haber estudiado nada esa madre ya vislumbra algo grandioso y único: el milagro de la vida. Esa criatura es un regalo del cielo, es un don divino. Se advierte el atisbo de algo sobrenatural: “el carácter sagrado de todo ser humano”.
Y al niño, cuando ya está entre los dos y los tres años, le preguntan (de una forma indiscreta, por supuesto) “Tú, ¿a quién quieres más?”. Y él dice sin dudarlo: “A mi mamá”.
Esta es la razón de ser de la vida, el germen de la familia. Si destrozamos la familia, destrozamos la sociedad y destrozamos la nación. Estamos invirtiendo los valores, no se habla de sacrificio, de esfuerzo, de renuncia, de virtud, de mérito, de estudios o de trabajo. Y sí mucho de aborto y de píldora abortiva. Ambos son un crimen, tanto para las que lo practican como para los que lo consienten y autorizan.
Cuando una madre mata a su hijo (a lo que más debería querer) ya queda marcada para toda su vida. Ese estigma no se lo quitará nunca de encima porque es la trasgresión de una ley natural que no la ha promulgado el hombre. Ha quitado una vida y se condena a sí misma de por vida a cadena perpetua. Se crea su propio infierno del que no le va a sacar nunca ningún politiquillo de pacotilla; con él no va el tema (una cosa es predicar y otra dar trigo), no tiene conciencia ni la mujer le importa nada.
¿Qué va a pasar si una niña de 16 años hace lo que le apetezca, lo que le pida el cuerpo, si cree que la vida es una orgía, una pura fiesta, un disfrute constante de los sentidos y del sexo? ¿Y si, además, hace lo que le recomienda, garantiza y permite el gobierno y nunca lo que le digan sus padres, que casi siempre son tontos, egoístas y no sirven para nada, sino para interferir (qué será eso)?.
¿Para qué molestarse en estudiar y sacrificarse si, total, la vida son tres días?.
Somos los últimos de Europa, pero ¡qué bien vivimos!

P. G. Suárez.

domingo, 31 de mayo de 2009

Voluntarios de “DaV” y de la PLATAFORMA “Córdoba por el derecho a la vida” en la feria de Córdoba.


Córdoba y los cordobeses no se podían quedar sin la visita del autobús rojo de Derecho a vivir. Faltaría más.
Aunque conseguir los permisos necesarios no ha sido tarea fácil, para eso hemos estado Rafael Soto, que se mueve como pez en el agua en los organismos oficiales, Antonio Ruiz- Cabello que, con su coche, seguido del autobús, marca como nadie el itinerario y yo, Mª José, que... he hecho lo que he podido con el megáfono.
Los tres sabíamos que, por más dificultades que se nos presentaran, más moral teníamos nosotros para vencer los obstáculos. Y es que la feria de Córdoba es... mucha feria. Así que después de las correspondientes solicitudes, denegación de permiso de estacionamiento del autobús en el lugar pedido, visitas a la Subdelegación del Gobierno, Ayuntamiento, sede de la Policía Local, llamadas, entrevistas, conversaciones,... conseguimos las correspondientes autorizaciones y dimos la buena noticia a los voluntarios de “Derecho a vivir” y de la Plataforma “Córdoba, por el derecho a la vida” que estaban deseando empezar a trabajar.
A las 10 h de la mañana del sábado, 30 de mayo, comenzábamos nuestro recorrido por las calles de Córdoba provistos de megafonía, proclamando que “Los cordobeses decimos SI a la VIDA” “No existe el derecho a matar. Existe el derecho a vivir” “El aborto es un fracaso para la sociedad” “Los cordobeses respetamos el derecho a la vida”,... Y, entre frase y frase: “Esta tarde, de 5 h a 9 h tenemos una cita en la Plaza de Santa Teresa, junto al Puente Romano y la Torre de la Calahorra. Allí estará el autobús rojo de Derecho a vivir...” “Esta tarde, al ir a la feria, pasa por la Plaza...”.


Y así, cuatro horas, hasta las dos de la tarde.
Los primeros que acudimos a la cita, lógicamente, fuimos los voluntarios.
Y allí estuvimos todos: Manoli con su hija, Fernando, Marivi, Antoñita, Maite y sus sobrinas, Vicente, Emilia - delegada de Hazte Oir, de Lugo e incansable infladora de globos-, Julio (con su mesa, que ya tiene muchas horas de recogida de firmas en el Bulevar del Gran Capitán), Antonio, Manuel, Bea, Lourdes y muchos más, desde las 5 h hasta las 9 h, unos junto al autobús y otros recorriendo la feria y las casetas. Íbamos con nuestras camisetas y gorras rojas, para que se nos identificara bien, sumando firmas a favor del Manifiesto de Derecho a Vivir y repartiendo regalos.
¡Cuántos cordobeses firmaron! Y otros que eran de fuera, también nos dieron la suya. Algunos se acercaban a la mesa antes de que se lo pidiéramos. Nosotros no podíamos ocultar nuestra alegría, les dábamos las gracias y cómo no, un abanico, una gorra, unas raquetas,... Los niños se llevaban los globos, un balón de playa,... y con sus caritas de felicidad nos animaban y decían, sin ellos saberlo, “Seguid adelante para que nazcan muchos niños como nosotros”.
También hubo algunas personas que no quisieron firmar el Manifiesto. Nosotros sabemos que ellos aún no han comprendido que el DERECHO A LA VIDA es un derecho natural y fundamental que es la base de todos los demás derechos humanos y que la VIDA hay que valorarla, respetarla y protegerla porque ES EL DON MAS GRANDE QUE SE NOS DA .
Sin duda: el 30 de mayo, además de ser el último de la feria, fue un día alegre y festivo que, todos los que creemos en la VIDA, guardaremos en nuestra memoria.

Córdoba, 1 de junio de 2009
Mª José De Francisco Alcázar.